miércoles, 31 de enero de 2007

Pretemporada y nueva temporada

Como bien sabéis, en la ultima carrera de "montaña" que corrí, allá por primeros de octubre, el resultado fue más que bueno para mí.

Fruto de la ilusión por mejorar y motivado por este buen resultado, seguí entrenando duro, duro. Si, duro, duro, tan duro que no escuche a mi cuerpo y me lesioné. Una lesión por no descansar, manda huevos.
Todos los que practicamos este deporte hemos oído las típicas frases de "hay que saber escuchar al cuerpo", "el descanso a veces es más importante que el entrenamiento"..., pues bueno desde entonces no he podido entrenar.

Después de fisioterapeutas, médicos (eskerrik asko Iñaki), radiografías, resonancias magnéticas, más fisioterapeutas (3 meses)... parece que dentro de poco podré volver o más bien empezar a entrenar (eso espero).
La verdad que se han variado un poco bastante mis planes y no se si llegaré a estar lo bien de forma que quería para las primeras carreras, pero bueno.

¿Y cuales eran mis planes?

Pues bueno, principalmente quería estar a punto y tener los mejores resultados en las pruebas puntuables para la Copa Euskal Herria (Orozko en mayo, Lakuntza en junio, Ezpeleta en julio y Zegama en septiembre). Teniendo en cuenta que hay plazas limitadas para Zegama y será difícil conseguir una y que para la maratón de Orozko no se si voy a estar al 100%, pues se complica un poco el calendario.

También quiero ir al Campeonato de Euskal Herria a Bera de Bidasoa con la intención de mejorar la marca pero sin grandes aspiraciones ya que es en Abril y a esta carrera ira lo mejorcito.

De todas formas no hay que olvidar que procuraré participar en todas las otras carreras que hay en el calendario. Aunque de primeras, de dos bodas que tengo este año, me coinciden con dos carreras bonitas, Galarleiz y Kosta trail, cagüen zotz.

Pues nada, allá por marzo o abril os informare de como van las cosas de cara a las primeras carreras y cuales han sido mis sensaciones en la Azkoitia-Azpeitia.

2 comentarios:

Dédalus dijo...

Bueno, Txapel... lo que no me imaginaba ni por asomo, después de haber visitado tu página hace unas semanas, es que estabas convaleciente...
Espero y deseo, ahora que ya te voy a seguir cómodamente por los agrestes caminos y pistas de este país, que te recuperes del todo. Y sobre todo que tengas mucho ánimo, aunque en Orozko no las tengas todas contigo.
Un abrazo pero bien fuerte.

Txapel dijo...

eskerrik asko por los animos, ¿podrias dar pistas de quien eres, no?