miércoles, 5 de junio de 2013

26-05-2013 Maraton Zegama Aizkorri 42 km 2.600 m + (Copa de Mundo)

Un año más, y ya van cuatro, me presento a la maratón de las maratones, a la envidiada de todo organizador a nivel mundial, sí, repito, a nivel mundial.

Antes de meternos en canción con la Zegama Aizkorri, hay que recordar que 15 días antes tuve la Euskalraid (2 x 50 km) de la cual me costó recuperarme más de lo habitual sobretodo los cuádriceps debido a las duras bajadas a las que me tuve que enfrentar siguiéndole al de Muskiz.

Con dudas hasta unos días antes, con mucha bici y poco correr, el ultimo entreno de calidad antes de la Zegama me deja un buenísimo sabor de boca por un lado, ya que completaba con creces las duras series exigidas por mi entrenador con unos tiempos que nunca había marcado. Y como aspecto negativo, y ya es un clásico, los entrenos de asfalto me dejan los soleos para el arrastre, llegando al extremo de que tanto el día previo (sábado), como el domingo, no las tengo todas conmigo de si podre acabar la carrera.

Con esta mentalidad iniciaba mi cuarta Maratón Zegama Aizkorri.

Saludos a los gallos Imanol Goñi, Mikel Idirin, Txus, Endika Gartzia... y nos colocamos en la línea de salida.

Mi estrategia es clara "gaaaaassssss".

Foto: Francisco Catalan: primeros kms
Primeros metros intentando seguir la huella a uno de estos gallos pero me es imposible, esta gente esta loca, que son 42 !!!!!!.

Voy con Oihana Kortazar y Emelie Forsberg, viendo un tira y afloja desde los primeros km que me sorprende sobre todo por Oihana ya que suele salir muy rápido desde el principio.

La meteorología es perfecta y según van pasando los km quiero empezar a creer que me empezaré a sentir mejor. De momento lo único que me preocupa son los soleos y aunque los siento cargados no acaba de ser una molestia como para parar.

Nos acercamos al km 8 donde estará la hinchada básicamente esperando noticias sobre mis problemas musculares. Les he puesto en alerta de que no se extrañen si me retiro, ya que no las tengo todas con migo de que la sobrecarga me dejen acabar la maratón. De hecho no tenían intención de verme en Otzaurte (km 8) pero por miedo a que no llegue a Santi Spiritu, van a ver también este primer paso.

Otzaurte (km 8)
Descendemos hacia el avituallamiento, primero veo a la hinchada catalana (tres amigos catalanes, que la locura de uno de ellos por este deporte ha hecho que vengan los tres) Manel, Dani y Alex. Gritos, aplausos, ánimos, pasamos por la alfombra de control y busco a Eneritz entre el público para darle buenas noticias:

"¿Que tal?" me pregunta.
"Bien, bien, de momento sin problemas" le contesto con una sonrisa para que desaparezcan las sospechas.

Continuo y le veo a mi aita exaltado:

"Txus y Zigor están ahí mismo" me informa.
"Vale, vale" le contesto.

Otzaurte (km 8)
La información me da ánimos, ya que mis sensaciones no son de ir a un ritmo muy elevado, a pesar de ello, tiro para arriba entre gritos aplausos y ánimos de muchos conocidos. De vez en cuando oigo mi nombre de fondo, saludo a los que puedo y sobre todo con la sonrisa en la boca agradezco los ánimos de este público que hace tan especial esta carrera. Después de un pequeño ascenso, en un llano alcanzo a ver el equipaje North Face del de Euba, lo cual me motiva.

En breve nos enfrentamos al primer ascenso de los tres importantes de la carrera, el Aratz, para ello preparo los palos (como ya sabéis llevo un cinturón en el que los llevo atados) y sin reservar muchas fuerzas nos enfrentamos al ascenso ayudado de los palos. Según va avanzando la subida, el publico aumenta y este año tiene toda la pinta de que va a ser algo inédito en cuanto a los aficionados.

Hacemos cima, guardo los bastones y sin respiro, no dejo tiempo para relajarme. A diferencia de otros años en los que me relajaba en este tramo, este año no dejo tiempo para la relajación e intento apretar en la bajada pero a pesar de esto no acabo de tener buenas sensaciones.

Pasan los kms rápido hasta llegar a la mítica cueva de San Adrian, estos son los previos a la gran marea humana y al duro ascenso a Aizkorri. Por ello, siguiendo el protocolo de alimentación me tomo un gel para enfrentarme a la tan temida subida.

Foto: Angel: Santo Spiritu
Un año más, ya estamos aquí, tanto esfuerzo, tantos entrenos, tanta dieta, tantas series, tanto esfuerzo merece la pena por estos próximos minutos.
Justo antes del avituallamiento ya se agolpa gente a ambos lados, son muchos los que me animan, muchos por el nombre a la vez que mirar el listado de dorsales y muchos otros por mi apodo lo cual me pone todavía más activo, por no decir excitado. Joder que emoción, otra vez de nuevo la hinchada catalana, les aprieto los puños, luego mi aita y llego al avituallamiento. Oigo la voz de Eneritz, la tengo localizada pero primero cojo un vaso y un trozo de plátano:

"Que tal?" las dudas siguen y antes de nada quiere que pase parte.

"Bien, sin problemas" le contesto exaltado.
"Animo Txapel" son sus palabras mientras me enfrento a la primera rampa.

Despliego los palos, bebo el agua, como el plátano mientras ando emocionado por el bullicio. No soy de sangre fría, no puedo contenerme, tengo que expresar mis sentimiento:

"Venga cojones que no se oye" grito mientras levanto los brazos para calentar a las fieras. Esto es uno de los momentos más grandes que año tras año lo repito y lo repetiré, no son ni una ni dos ni tres las veces que repito este gesto y esta frase pero es que la gozo y creo que el placer es reciproco.

Santi Spiritu, (a la dcha ama de rojo e Iñigo de azul, os podeis imaginar el video que grabó)
La gente eleva aun más si puede ser su voz, los gritos, las caras, los gestos, los ánimos de la gente, la agresividad con la que nos animan hacen que me caliente, veo a mi hermano, mi ama, sé que no me tengo que calentar, pero que cojones, carpe diem, esto es indescriptible. No puedo no calentarme, soy asi, de sangre caliente "vengaaaa cojoneeesssssss!!!!!!!"

Miro para arriba el pasillo es muy estrecho, 5 metros más arriba se cierra, la gente se echa encima.

"Animo Txapel, Apuko está contigo"
"Txapel donde está el patxaran"
"Txapel, non dago txapela?"

Foto: Maribel: Angel dejandolo todo
Foto: Maribel
Son frases que me dejan perplejo, que grande es esto, sois unos cabrones, haceis que me caliente más que las burras viejas.

Después de este subidon tenemos un pequeño respiro que hace que después de este calenton la emoción y la carne de gallina hagan acto de presencia por lo vivido.

Bajamos a la tierra después de unos minutos por las nubes y tiramos para arriba. Tipi, tapa, tipi, tapa, duro ascenso de más de media hora que acaba con otro baño de multitudes.


Foto: Porres: Aizkorri (km 22)
La sensaciones se repiten, la gente, los aplausos, el griterío hacen que estos últimos metros sean más llevaderos. Mis ganas de animar a los aficionados no cesan y repito una y otra vez los aspavientos.

Llego al avituallamientos, agua, plátano y para el cresterio.

A excepción de otros años, este año, no llevo tiempos de paso, ni referencias, ni pulsometro, ni nada, voy 100% por sensaciones, así que no tengo ni idea de si voy bien, mal o regular. No se si está al alcance mi objetivo (bajar de 4.45).

Emilie Forsberg
Toca parte técnica por todo el criterio hasta ascender Aitxuri. Mientras estoy plegando los palos, noto como por atrás me apartan con la mano hacia la derecha, es Emilie Forsberg que va como un obús, se acaba de poner en cabeza de carrera. Madre mía, a ver quien la sigue. Pues voy a intentarlo. Una sueca delante con esa vestimenta puede venir bien para entretener la mente durante unos minutos ;-)

La agonía del cresterio, menos mal que está seco, se prolonga más de lo debido y creo que arriesgar aquí tiene más de negativo que de positivo.

Foto: Salermo photo: Entre Aizkorri y Aitxuri
Llegamos a Aitxuri y tiramos para abajo con ganas de llegar a las campas de Urbia para poder meterle un poco de zapatilla. La bajada de Aizkorri, más conocida como ostiagorri, hace que mi culo se acerque al suelo más de lo recomendado y mis cuádriceps me miren con malos ojos.

Voy detrás de un corredor de la selección andorrana, lo cual me motiva, a pesar de que mis sensaciones de carrera no han sido hasta el momento como en Apuko o Euskalraid.

Chupo rueda mientras un aficionado nos informa de que ahora se puede correr. Me alegro, me motivo y me preparo para apretar un poco.

No entiendo nada, nos acaban de decir que ahora se puede correr y estamos inmersos en una zona lo más parecido al cresterio, teniendo que ayudarnos de las manos para saltar de piedra a piedra. Por delante van el andorrano y otro, levanto la cabeza, no veo marcas, miro para atrás no viene nadie y no hay marcas.

Eh!!! veis marcas por ahí? les grito.
Obtengo el silencio por respuesta.
Eh!!! es por ahí? reitero.
La respuesta es la misma pero siguen para adelante.

Serán cabrones, no me jodas. Pues yo no me la juego, deshago el camino, busco referencias, no veo nada, madre mía. La verdad que los nervios no hacen acto de presencia, me es una situación familiar jejeje.

Por fin, veo corredores, por ahí van, eso es, mierda !!! identifico a unos cuantos, joder a estos les había adelantado hace tiempo (posteriormente mirando los tiempos de paso entre controles, en este tramos perdí 14 puestos).

No se me cae el mundo encima aunque si me vienen pensamientos negativos cuando me adelanta Nuria Picas y un aficionado les informa que va 5ª. Cómo? si yo iba cerca de la primera !!!.

Nos acercamos al último ascenso, Andaitz, una vez más desde lo lejos se ve la multitud de gente, otro baño de multitudes, saco los palos y aprieto los dientes con esperanzas de aun tener opciones de hacer buen tiempo.

Foto: Ikar Laudio
Me motivo, pienso en positivo, me ayudo de los palos, recupero alguna posición y después de cargar pilas de nuevo con los ánimos del publico corono el último de los tres montes importantes, el Andaitz.

Sé que de aquí a meta es casi todo bajada, unos 12 km, miro el reloj y los números no me dan y las piernas tampoco. Intento apretar pero no acabo de encontrarme a gusto como hace 15 días, vuelvo a intentarlo pero no va, la maquina no da más de sí, levanto el pedal sin el más mínimo malestar, enfado o disgusto, todo lo contrario hay que ser consciente de que siempre no se puede estar a tope y que simplemente con acabar y disfrutar de esta carrera como he disfrutado con el público, ya vale.

Estoy con Feli (Feliciano) del Sestao Grafic, me da la sensación de que hoy tampoco ha sido su día y me pregunta:

"Bajaremos de las 5 horas?"
"Que quieres para tener dorsal para el año que viene?" le pregunto.
"Sí" me contesta.
"Yo creo que sí, pero vamos a darle caña por si acaso", le contesto.

Aceleramos el ritmo, pasan los minutos y cada km que pasa veo más posible el objetivo de Feli.

"Venga Feli, que vamos de puta madre."

Ultimos metros
Adelantamos a corredores, los números en este caso si dan, la respiración de Feli es acelerada pero hay que pensar que nos estamos jugando un dorsal para el año que viene y dentro de un año a ver si tenemos más suerte.

Apretamos, vamos a buen ritmo, "muy buena Feli, venga, vamos, vamos", le animo.

Últimos km, ya se oye la megafonía, me encuentro con Javi Laburu, me
Ultimos metros
acompaña unos metros y bajada de cemento. Entramos en la zona vallada y a pesar de no haber conseguido el objetivo de bajar de 4.45, a pesar de no haber tenido un buen día, entro feliz, contento, sonriente, saltando, animando al público, agradeciendo lo grande que ellos hacen a esta carrera y por fin meta 4 horas 55 min (un minuto mejor que mi mejor tiempo, con poco me conformo ;-).

4 horas 55 minutos para buscar excusas, que si me he perdido, que si me dolía el soleo, que si hacía calor o que si hacia frio... que cojones,
nada de eso, hoy no ha sido mi día y punto, hoy no daba más de sí pero
Meta
estoy contento porque he cumplido el objetivo primario de toda carrera, acabarla ;-)

Si dejamos puestos, tiempos y rivales aparte, esta, ha sido la Zegama más grande de las cuatro que he corrido. El sol y el buen tiempo ha hecho que vosotr@s los aficionados hayáis hecho que esta maratón sea aun más grande. Que bonito ha sido, ahora mismo, mientras
escribo estas palabras me emociono recordando el rugir de Santi Spiritu, eskerrik asko.
 
Foto: Angel: Manel, Maite, Eneritz y yo.
Foto: Angel: viendo el podium con Eneritz

Aita, Angel, Maribel, ama, Zuri, Maite, Eneritz, yo, Iñigo y Asier
Foto: Maribel: Santi Spiritu

 Hinchada catalana: Manel, Dani y Alex
Que grandes !!!. Impregnados por la adicción de uno de estos por este deporte, ha logrado arrastrar a los otros dos a la Maraton Zegama Aizkorri. Hay que decir que uno de los otros dos, lo más cercano a pisar barro y hierba ha sido en la Casa de Campo ;-)
Palabras textuales despues de la carrera: "ha sido una experiencia unica".

Video de Goierri Irrati Telebista






8 comentarios:

Juanan dijo...

Te la acababa de retuitear y ahora la leo. Uffff! Creo que me voy a tomar una bebida energética, en cuanto ponga el punto final.
Admirable, Gaizka. Qué tío. O sea, primo.

Un abrazo.

@Frogpeacemaker dijo...

Otra gran crónica, muy sentida, otra gran carrera. Y van... No obstante, Txapel, me reservo para la siguiente entrada del blog. Estoy preparando el chaparrón de aplausos, porque tan sólo transcurrió una semanita entre esto que acabamos de leer y lo que vino después. ¡Puñetero titán!

Anónimo dijo...

¡¡Joder Gaizka!! Cada día me emocionan más tus crónicas, es que empiezo a leerlas y ya no puedo parar y mira que me pongo en tensión y todo y luego me duele hasta el cuello,jajaja... Yo estuve en Santi Spiritu y te grité tanto que me quedé afónica, jajaja....Pero allí estuve animándote a tope porque te lo mereces. Ah, otra cosa. No sé porqué no me a extrañado nada que te perdieses otra vez de las marcas, jajaja....¡¡¡Las risas que me he echado!!! de llorar, jajaja... Pero como lo cuentas con tanto detalle, es que me pongo enseguida en situación y me hace mucha gracia. Tienes todo mi reconocimiento, admiración y respeto por lo que haces, amigo. ERES UN GRANDE ENTRE LOS GRANDES. ¡¡¡Un abrazo muy grande TXAPEL!!! Yolanda Ugarte.

Patrice Loco dijo...

Otra gran cronica, si señor!!!
La verdad que yo estaba esperando ya la de Leitza, que por cierto otra vez te perdiste un poquito, no? ja ja ja.
Sigo esperando esa cronica con ansia.
Agur.

Anónimo dijo...

Bonita crònica. Zorionak Txapeldun, pero ¿ya descansas?. Las Sportivas que salen en tu pàgina,...¿que tal ? duran màs que las Salomon?. Ondo izan, Iñaki.

Txapel dijo...

A decir verdad, tengo presion a la hora de escribir las cronicas ;-) en mi opinion he bajado el rendimiento fisico en la carrera y tambien a la hora de escribir pero bueno...

Juanan, cuando dices "bebida energetica" me imagino que te referiras a una cerveza ;-). Juanan, toda mi admiracion a lo que haces, ser como eres ;-)

Anónimo @Frogpeacemaker ;-) aver cuando nos vemos.

Yolanda, nos vemos en Amurrio, si no nos vemos este finde en la Kosta Trail.

Patrice Loco, a ver si saco tiempo este finde.

Iñaki, descansar? es lo unico que hago. Lo reconozco, me he cebado con el calendario pero ya no hay marcha atras. Las Q-lite, me doy cuenta que no hablo de ellas pq no me dan problemas. Hasta este año siempre tenia problemas en los pies, de hecho mas de una vez he publicado alguna foto, pues con la Q-lite, mis pies estan como los de un bebe ;-)

Anónimo dijo...

txapel para cuando una entrada de como entrenas? veo que metes asfalto para la calidad como muchos otros, podrias enseñarnos un poco por encima como te llevan los entrenos

Patrice Loco dijo...

Por cierto, este finde tengo un hueco y me voy a correr la Zegama-Aizkorri para quitar el gusanillo, parece que va a hacer buen tiempo.
Agur.