martes, 6 de mayo de 2014

I Campeonato Euskal Herria Ultratrails - Ultratrail Apuko Extrem 2014 (88 km - 6.000 m +)

Sábado 3 de mayo de 2014, 6 a.m, Ultratrail Apuko Extrem, 88 km y 6.000 metros de desnivel positivo, si esto os parece poco, que no lo creo, le sumamos una añadido que la hace un tanto especial, I Campeonato de Euskal Herria de Ultratrails.

Por primera vez en mi vida me presento a una carrera con el dorsal numero 1 pinchado en el pecho, con muy buenas sensaciones en los últimos entrenamientos y con ganas de quitarme la espina de la primera carrera importante de la temporada 2014, Transgrancanaria advanced (pido disculpas por no haber escrito crónica pero por diferentes motivos…).

Saludos a corredores, organizadores y demás... cuatro excusas, cuatro mentiras, cuatro advertencias y a las 6 de la mañana da inicio este rompe piernas que como veis en el gráfico se podría dividir en 6 partes, acumulando el mayor desnivel en los primeros 30 km.
Primeros kilómetros de carrera de noche, la salida para mi sorpresa sale bastante rápida, me despisto un par de minutos con algunos ajustes del reloj-gps y para cuando me doy cuenta 4 luciérnagas ya han tirado para adelante.

Miro para los lados, quiero ver de quien estoy rodeado, acelero el ritmo, adelanto a algún que otro corredor hasta ponerme a rueda de Imanol Aleson.  Recupero medio minuto y tiro para adelante para no perder de vista e intentar dar caza a los cuatro de cabeza.

Les doy caza, no les conozco, no creo que sean vascos (en esta carrera hay dos frentes, la clasificación general y el Campeonato de Euskal Herria), miro para atrás no veo al resto cerca.

Pequeñas conversaciones que mantenemos les delata que son paisanus asturianus ;-), por lo menos dos de ellos.

“Habras traído patxaran?” me pregunta uno de ellos.

Ups !!! voy en desventaja, me conocen y yo a ellos no. Carcajada y tiramos para arriba.

Esto no puede quedar así, “que sois, asturianos?” le pregunto.

“Si” me contesta.

Mis sospechas son que dos de ellos si pero el tercero, no lo tengo tan claro.

“¿Los tres?” insisto.

“No, nosotros dos.”

Le miro al tercero, le deslumbro con el frontal y le pregunto “y tu?, catalán?” le pregunto y me auto contesto antes de darle la oportunidad a él.

“Si” me contesta.

Parece que la conversación no quieren que vaya más allá, pues vale, vamos a lo que hemos venido.

El catalán, que en meta me entero que se llama Josep Cuadrat tira para adelante y yo chupo rueda.
Se hace de día, frontal fuera y después de 1 h 10 min de carrera coronamos Gallarraga, km 8 de carrera con muchas ganas de hacer el descenso y llegar al primer avituallamiento en La Quadra (km 17) donde estará la hinchada.

En el descenso Josep y yo nos hemos distanciado un poco de los asturianos y dejo que lleve él las riendas para observar como baja. En la mitad del descenso tomo la iniciativa, me siento cómodo e intento apretar un poco para tantear como esta el percal.

Foto de Mendibeltz
Llegamos a La Quadra, le veo a mi aita, al resto más les oigo que les veo ya que voy centrado en el avituallamiento: un trozo de plátano y agua.

“Begiratu zenbakia!!! (mira el numero!!!)” le grito a mi hermano para que me pase informes del catalán.

Javi Laburu (mi entrenador) esta unos metros más adelante:

“¿Qué tal?” Me pregunta con aparente tranquilidad aunque lo pongo en duda.

“Bien” le contesto más con un gesto que con una palabra.

Miro el reloj, uff, 1 hora 55 min, 14 minutos mejor de lo esperado.

Pequeña subida, pequeña bajada, km 21, sé que de nuevo están los míos:

“4:33 en Zegama” me grita mi hermano como dato relevante de Josep. Con eso me basta y me sobra (en meta me entero que 4:29 fue su mejor tiempo en Zegama), si le aguanto el ritmo, bien y si me fuerza mucho que tire para adelante que calidad tiene de sobra y con un poco suerte se le puede hacer larga la carrera.

Nos enfrentamos a la subida al Eretza, parte importante de la carrera, 800 m + en poco más de 4 km, vamos una subida de las que dejan huella.

Josep marca un ritmo exigente, su ritmo es fluido, no deja de correr. Voy en cabeza de carrera pero hay que tener sangre fría y dejarle marchar.

Después de cerca de 50 min, corono el Eretza con 3 h 9 minutos de carrera, me sacará unos 5 minutos pero no me preocupa, yo tengo que hacer mi carrera. Una vez arriba, tomo referencias de los dos asturianos que vienen por detrás y les saco más de 10 minutos.

Tiro para abajo, ni rápido ni lento, protegiendo cuádriceps, sin forzar mucho, estas bajadas tan empinadas te pueden hipotecar la carrera. Sería interesante hacer un estudio de los mayores motivos de abandono y dolencias en las ultras, estoy convencido que son problemas estomacales y cuádriceps.

Sodupe
Km 31 de carrera, 3 h 41, avituallamiento de Sodupe, de nuevo la tropa me anima e informa de cómo va la carrera.

“Te saca 10 min, va muy fresco, por detrás dos asturianos, les sacas bastante, primer vasco Imanol, lo tienes a más de 10 minutos” me informan mientras lleno agua y cojo un trozo de plátano.

La carrera va bien pienso para mis adentros, un gallo (en el argot ultrero quiero decir un corredor rápido, con calidad) va por delante, saco 10 minutillos al segundo, las sensaciones son buenas, estoy regulando, la hidratación y la comida va todo en orden, así que, mejor imposible. 

Antes del km 55 Javi aparece por el monte:

“Que tal vas, el catalán va como un avión, regula, come, bebe…, como vas de pulsaciones… a los de atrás les sacas más de 10 minutos…”

Le pregunto por los asturianos (uno de ellos debió de quedar 3º en la Travesera y me da mucho miedo, los asturianos son duros y bravos) y por Imanol Aleson, siempre que esté Imanol en una carrera hay que mirar constantemente por el espejo retrovisor, si los asturianos son duros, los giputxis más y encima de Azkoitia y bombero, tela ;-)

Avanza la carrera, después de coronar el Espadaseca llego al avituallamiento de Zalla, km 55, 6h 23 min, allí tenemos la bolsa de corredor donde podemos cambiarnos de ropa, calzado, coger comida que nosotros hayamos dejado…

Entro en la carpa, control de material, lo saco todo (manta térmica, camiseta térmica, frontal, pilas de repuesto, luz trasera, móvil…) mientras los jueces me revisan todo lo que he sacado Eneritz esta a mi lado:

“Si quieres te cojo el frontal o algo que ya no vayas a necesitar para quitarte peso” me comenta Eneritz.

Nos reímos y el juez le explica “tiene que llevar todo el material hasta final de carrera sino hay penalización” ;-)

La jefa, Eneritz, trampas, lo que son trampas no quería hacer, más que nada porque sino no me lo propone delante de los dos jueces jejeje.

Cuantas veces les habré comentado a los míos el tema de la ayuda externa, que únicamente quiero recibir lo que me facilita la organización, que creo que lo conveniente es la igualdad entre todos los corredores, sin ayudas de familiares, amigos o equipos pero yo comprendo que en esos momentos de nervios quieren ayudar en lo máximo posible y no son conscientes que mi mayor ayuda externa es que estén ellos allí, animando, siguiendo la carrera, yendo de avituallamiento en avituallamiento, buscando el mayor número de lugares donde verme, calculando si les dará tiempo de ir de un sitio a otro… No necesito que me llevéis geles, ni barritas, ni zapatillas a los avituallamientos, no necesito que rellenéis los botellines de agua o de isotónico o que me deis o quitéis los bastones dependiendo del tramo de carrera al que me enfrente, de todo eso ya me encargo yo, pero sí me vale, me ayuda, me motiva y me empujan vuestros ánimos, vuestras palabras, vuestros consejos y en muchos casos vuestras miradas y gestos porque en ocasiones la emoción hace que no os salgan las palabras, lo sé, esa es la mayor ayuda externa.

Después de este lapsus, Eneritz me informa que Josep se ha perdido, ha atajado sin querer y le han penalizado 10 minutos.

Cojo un trozo de plátano, lleno agua y a seguir con la tarea. Javi me 

acompaña unos metros dando unos consejos e información.

Tiro para adelante y de repente, upss!!!  ostras!!! (por no decir más), si no he cogido todas las barritas, geles, sándwich, magnesio, isotónico… que tenía en mi mochila de corredor, vuelta para el avituallamiento sin dudarlo. Entro, cojo la bolsa donde tengo todo metido en otra bolsa de plástico y salgo con ella en cuestión de segundo con la mirada perpleja de muchos de los presentes. Uff, menos mal que me he dado cuento, ese error me hubiese costado la carrera.

 La situación de carrera no varía mucho, Josep no presenta muestras de flaqueza, me saca 17 minutos, por detrás los asturianos han pinchado un poco, lo cual me tranquiliza bastante pero ahora el tercer clasificado es Imanol, que aunque le saque 20 minutos, no me fío.

Las sensaciones son buenas, la situación de carrera me gusta, todavía queda mucho pero me vienen a la cabeza todas esas veces que me he metido a la cama soñando con ser Campeón de Euskal Herria de Ultrastrails, en la situación en la que estoy lo veo viable, lo veo factible pero es elemental no fallar, regular, comer, beber… pienso para mis adentros, venga un empujón más, subimos Ubieta y
 en la bajada ya estamos en el 68 km y solo quedarían 20.

Con esos pensamientos y esa ilusión hago cima y tiro para abajo con muchas ganas de llegar a Güeñes, me encuentro muy bien y creo que a estas alturas de carrera tanto por adelante como por atrás se empezará a notar los kilómetros, a partir de aquí quiero empezar a apretar un poco más si puedo, quiero ir un poco más de los que es un ritmo cómodo.

Llego a Güeñes, km 68, 7 h 50 min, bastante gente o esa impresión me da, la segunda tanda de la hinchada ha llegado, ya que le veo a mi ama adelantada dubitativa de si el que viene a lo lejos es su hijo o no:

“Gaizka!!! eres tu???” me grita a lo lejos.

Noto que la gente me pregunta cosas pero no contesto, yo voy a la mío, trozo de plátano y rellenar agua, no necesito más, lo demás ya lo llevo yo. 
Es curioso porque en ese momento estoy en una burbuja, la señora del avituallamiento me dice a ver si quiero un sándwich de chorizo por miedo a que su trabajo de toda la mañana haciendo triángulos quede en vano, Oscar el organizador de la carrera me pregunta a ver que tal todo, Dani compañero de equipo me comenta algo, pero estoy en una burbuja en la que oigo pero no hago caso (pido disculpas) aunque en todo ese barullo de fondo le oigo a Eneritz, seguramente en un tono de voz más bajo, más sigiloso pero inconscientemente levanto la cabeza y presto atención.

“No te obsesiones con el de adelante, tu carrera esta atrás” me habla Eneritz mientras salgo del avituallamiento conocedora de mi gran sueño.

68 km en las patas y me encuentro bien, suelto, con ganas, sé que me tengo que concentrar muy mucho en la alimentación y en la hidratación, por ello lo llevo a rajatabla. Creo que es momento de apretar un poco, de subir un punto, de apretar los dientes. No sé qué me obsesiona más, recortarle minutos a Josep o sacarle más ventaja a Imanol.

Tiro para arriba para afrontar el ascenso al Luxar y Aldape, unos 700 m + en 7 km. Lo que sobre el gráfico, en casa, tumbado en el sofá, con la manta encima parece sencillo y fácil, cuando llevas 70 km no se ve igual, no se porque jejeje.

Algunos voluntarios que me facilitan referencias, me desaniman un poco, después del esfuerzo de subir un punto me comunican que Josep ha ampliado la ventaja y me saca 19 min. El desanimo no solo es por no haberle recortado minutos sino porque quizás por atrás me están recortando a mí. No pasan ni 200 m cuando un espectador me dice que me saca 13 min:

“Pero si me acaban de decir ahí abajo que son 19” le comento.

“Son 13, seguro” me reitera.

Foto de Ikar
Bien, bien, bien, pienso para mis adentros y tiro para abajo después de hacer cima en Aldape.
5 km de descenso y ya estaré en el 80, los km empiezan a pesar pero el terreno es favorable, pienso que en estos tramos puedo recortar distancia y ampliar por atrás, los dos frentes están abiertos y tanto en uno como en el otro todavía no hay nada asegurado.

Necesito referencias ciertas, sobretodo con los de atrás, quiero tener la tranquilidad de que no me están recortando, de que mantengo los 20 minutos, si en el 80 se mantiene la distancia sería muy difícil perder la segunda posición.

Llego al 80, 9 h 48 min, no están los míos, me da un poco bajón, les pregunto a los del avituallamiento  a ver si saben cuanto le saco al de atrás, mi obsesión es tal que ni le pregunto por el primero.

Tiro para adelante con el único pensamiento de que me quedan 8 km, 4 de subida y 4 de bajada. En este ultimo monte que da nombre a la carrera, Apuko, sé que el repecho final es de los de mandar a tomar por culo a este deporte pero como aspecto positivo hay que decir que esta muy bien para tomar referencias, esto es, si hago cima en Apuko y no veo al tercero que ha empezado a subir el último tramo, tengo una ventaja considerable como para tomarme el descenso con tranquilidad, así que ya no pienso en 8 km sino en 4.

Se hacen duros, largos, pesados, lentos estos últimos km, le doy mil vueltas  a la cabeza, no entiendo que les habrá podido pasar a los míos para no llegar al avituallamiento del km 80, les necesitaba más que nunca, vueltas y vueltas a la cabeza cuando de repente me doy cuenta, coño!!! ellos no iban a estar en el 80 sino en el 83, ultimo control. Ojala que sea así, solo pienso en eso, me motivo, pienso en llegar al 83 y esta hecho, venga Gaizka.

Estoy deseando de que me informen de que el primero me saca 25 minutos y el tercero esta a otros tantos, de esta manera me podre tomar con calma estos últimos kilómetros.

Voy por un senderito pequeño entre zarzas con una pendiente pronunciada o eso me parece a mi a estas altura de carrera, de repente levanto la cabeza y le veo a Javi:

“Le has adelantado al primero o qué?” Me pregunta sorprendido.

“No” le contesto justo justo sin mucha energía.

“Pues algo le habrá pasado, venga que vas primero” me grita excitado.

“Que no cojones, que habrá pasado hace 20 minutos igual” le contesto sin mucho aliento.

“Que no ostias, que llevo aquí una hora, venga dale que vas a ganar” me anima inquieto.

Joder, joder, joder, madre mía, madre mía, madre mía pienso para mis adentros porque para fuera no tengo fuerza para expresarme.

La hinchada esta unos metros más arriba:

“Animo Gaizka, venga Txapel que vas primero” me animan y gritan. Están todos: mis aitas, mi hermano, Eneritz, Ángel, Maribel, Maite y los geme. Creo que mi cara, mi rostro, mi gesto, deja claro que no puedo más, que apenas les digo nada, que solo miro medio metro más adelante y voy poco a poco ascendiendo esta última pala del Apuko ayudado de mis inseparable palos.

“Txapel, se ha perdido el primero, en el ultimo control (km 80) le sacabas 5 min” me informa mi hermano Iñigo mientras continuo el ascenso.

“5 min, mierda” grito pensando que con esa diferencia estos últimos km no van a ser tranquilos.

Braceo, aprieto, balanceo la cabeza en busca del último esfuerzo, pienso en que cuando haga cima, si no le veo a Josep esta hecho, cada poco miro para atrás con esperanza de no ver a un corredor con camiseta roja.

Hago cima, miro para atrás, no hay nadie, sí, joder sí. Pico el reloj, 7 minutos 36 segundos, ese es por lo menos el tiempo que le saco. Me quedan 4 km cuesta abajo, es imposible que me coja, ya esta hecho, no me lo creo.

Foto de Urko Villabuena
El descenso no es para nada sencillo pero paso los minutos intentando darme cuenta de lo que voy a conseguir. Saco la txapela, todavía quedará kilómetro y medio pero empiezo ya con los preparativos para ver si se me pasa más rápido estos últimos kilómetros, quiero llegar ya, lo estoy rozando, lo acaricio con los dedos, me adentro en el último bosque, ya esta, ya no queda nada, txapela, dorsal a la vista, camiseta por fuera, todo en orden. Le oigo a Depa (speaker) que ya avisa de mi llegada, salgo del bosque y ya esta la meta ahí, sí coño sí, voy con los brazos en alto, animo al público, les grito, últimos metros, abrazo a mi ama, cojo a mis sobrinos, choco la pala con mi aita, ya estoy en meta, ahí esta Eneritz, le abrazo, sííííííííí!!!!!!!!, conseguido, soy el primer Campeón de Euskal Herria de Carreras de Ultratrail, increíble.



Son momentos de alegría, de incredibilidad, de recoger lo sembrado, de recordar cuanto me ha costado llegar hasta aquí, perdón, de cuanto NOS ha costado llegar hasta aquí, porque esta txapela no es solo mía, es de mucha gente, de muchísima gente, no quiero dar nombres porque vosotros ya sabéis quienes sois desde los que me animáis en las carreras sin conocerme, hasta los que estáis más cerca de mi en el día a día, esta txapela es de todos nosotros, eskerrik asko!!!


Foto de Vicentecontreras.com

Joder, no puedo no dar nombres, con el perdón de otros que debería de nombrar, tengo que agradecer muy especialmente a Eneritz, Javi e Iñigo, eskerrik asko por aguantarme, apoyarme, animarme y preocuparos por mi en el día a día.  


Podium de la carrera
Podium:
Gaizka Barañano Urkijo 10:48:22
Josep Cuadrat Besa 11:10:10
Sergio Aramendia Etxabarri 11:20:41
PD: Gracias a Oscar (alma mater de la carrera), en particular y al pueblo de Zaramillo en general, . Bonita, dura (muy dura) y bien organizada carrera. En Zaramillo me siento querido, muy buena gente.







Con Depa (speaker)

12 comentarios:

Andoni - Txauen dijo...

ZORIONAK TXAPELdun!!!
Menudo exitazo, eres un krack tanto en lo deportivo komo en lo narrativo, ahora a mantener el nivelazo, animo y a seguir dandole duro.

Anónimo dijo...

Zorionak Txapel! Esa txapela es única. Campeón de Euskal Herria! TXAPELDUN! Ocho años de entrenamientos, de cuidarse, de disfrutar y de hacernos disfrutar. Los malos ratos, nervios y hartazgos merecen la pena. Segi horrela!

Iñigo

@Frogpeacemaker dijo...

Zorionak, Txapel!

Impresionante lo tuyo, aunque seguramente nos repetimos al decirlo... Te lo mereces, qué duda cabe. ¡Qué perseverancia la tuya!

Oye, ¿al final aclarasteis qué le pasó al catalán? Estuve siguiendo la carrera a través de la estupenda aplicación de la web oficial (sólo falló en el control de Castaños), con varios tiempos de paso y ya empezaba a pensar que tendrías que conformarte con ser segundo de la general (aunque el campeonato de EH lo amarrabas seguro, viendo que por detrás no te recortaban Imanol y Sergio). Me sorprendió bastante (aunque no mucho, porque era imposible conocer las circunstancias de carrera, que son cambiantes debido a muchos factores) que de un control a otro cambiaseis de posición y que le aventajases tanto. Me alegré, claro, pero hasta que no hiciste meta no estuve seguro de que esos datos fuesen exactos...

¿Te comentó algo Cuadrat al respecto? ¿Es cierto que se extravió? ¿No te siente un poco celoso al ver que otro te "arrebata" el trono como rey de la desorientación? Por cierto, igual os suena este Cuadrat de algo... En el ultra de Cadí (80K) del pasado verano, cuando iba a ganar la carrera, perdió tiempo buscando a sus hijos para entrar con ellos de la mano en meta, y justo entonces le adelantó al sprint el que venía segundo. El tema levantó bastante polvareda en su momento, no sé cómo lo resolverían. Por lo que se ve, el buen hombre es un poco gafe ;)

En fin, txapeldun. Enhorabuena de nuevo y buena suerte de cara a los nuevos retos... Zegama, Hiru Handiak (ese día andaremos por allí animando a la peña)... no sé qué más te puedes traer entre manos.

Aplausos y a disfrutar el momento.

xabi dijo...


Zorionak txapeldun!!!!

Eres un crack!!!!

Txapela y trofeo si!!!! pero... y que pasa con el maillot de campeon de Euskadi, no hay o que?

Ya te pueden ir diseñando uno!!!!

Dale duro!!!!

Anónimo dijo...

Txapel,
No dejas desorprendernos.
Muchas felicidades campeon. Y tambien a los tuyos.
Un abrazo desde Catalunya,
Alex J

Anónimo dijo...

Zorionak Bara y al apoyo logistico!!!

Dices que solo quieres ánimo pero la inchada tiene recursos de todo tipo, tirando de CSI, manejando idiomas... (veo que el euskaltegi ya no hace falta)

Hay que ver que lejos quedan los tiempos de competir en carreras femeninas, de perderse,, o de que fueras tu quien animaba a los espectadores estilo Hulk Hogan euskaldun :-P

Zorionak campeon, pero creo que para todos nosotros ya lo eras!! Y no dejes las cronicas!!!!!

Gaizka Barañano (Txapel) dijo...

Eskerrik asko gustiei !!!!!

Frogpeacemaker Josep si se perdio, estuve hablando con el, un tio majo.

Ya me acuerdo de la anecdota aquella, en su dia vi el video y todo, pobre hombre.

Frogpeacemaker, el perderse paso a la historia, este año vas a ver, no me voy a perder en ninguna carrera ;-)

Por cierto, este año a Zegama no voy. El proximo objetivo es el 17 mayo el Campeonato de España en Castellon, Penyagolosa CSP 115

Urkete Villanueva Jimenez dijo...

Eres un crak

DIARIO DE UN CORREDOR.... dijo...

Impresionante carrera e impresionante crónica, joder estaba de los nervios al leerla !!!

Enhorabuena, menuda motivación más grande para seguir coriendo con más ganas que nunca.

Al final hay que prestar atención en este tipo de pruebas porque un despiste te puede llevar una buena minutada.

Otra vez enhorabuena !!

Aitor Urrutia Palacio dijo...

Zorionak Gaizka!!

Solo de leer el blog se me han puesto los pelos de punta.

Vaya carrerón y que corras muchos más!!

Patrice Loco dijo...

Enhorabuena Gaizka, por la carrera y por la cronica, hace tiempo que no escribias una y ya estabamos con el mono!!!! ja ja ja.
¿Que es eso de que este año no te pierdes? ¿vas geo-localizado o que? ja ja ja.
Animo y a seguir asi, eres un crack.

IÑAKI dijo...

Zorionak txapeldun,

¿Alguien sabe donde se puede ver la clasificacion del campeonato de Euskal herria?