domingo, 13 de mayo de 2012

05-05-2012 Apuko Ultra Trail (85 km - 4.000m +)

Llegó el día del primer objetivo de la temporada, la Apuko Ultra Trail, con muy pocas horas de sueño por los nervios y preparativos me despierto a las 3 de la mañana para desayunar con tranquilidad (la carrera empieza a las 6 am).

Una vez en Zaramillo nos juntamos los componentes del equipo para hacer más amena la espera. Tras un constante reencuentro con corredores que no veía desde el año pasado y conocer a otros que veré más de una vez en el futuro, parece que esto va a empezar con la presencia de una tibia lluvia.

A las 6.00 da inicio a la primera ultra de Zaramillo.

Me pongo en segunda fila para tantear que corredores van a tomar la iniciativa en estos primeros km. Una vez en el monte ni corto ni perezoso Imanol Aleson (1º Ehunmilak 2010, 3º Travesera 2011...) estira el grupo seguido por Pedro Etxeberria (1ºHiru Handiak 2010), otro corredor que desconozco (luego me entero que es Alvaro Rodriguez, burgales (1º Ultra Trail Guara Somontano), Igon Mancisidor y yo.

En pocos km Pedro coge la iniciativa y nos saca unos 50 m a Alvaro, Imanol, Igon y yo que vamos a escasos metros unos de los otros.

En el ascenso al primer monte, el Gongeda km 8, me pongo a la par de Alvaro que va segundo, me mira y me pregunta, "tu eres Gaizka, no?", "si, pues?" le contesto sorprendido "sigo tu blog" me contesta... confirmo lo aclarado unos minutos antes por Imanol Aleson, es Alvaro Rodriguez, un majeton veterano burgalés.

Aitziber, Marañon, Lozano, Abel, Gaizka, Aitor e Imanol
El frontal ya lo podemos guardar tras un bonito amanecer. Avanza la carrera y a escasos 100 m del avituallamiento del km 10, Pedro, que va en cabeza, se equivoca de camino. Un grito de un corredor que viene por detrás hacer que nos reagrupemos 6 corredores. Primer avituallamiento y grupeta.

Paro a vaciar el deposito liquido y con Igon Mancisidor a poco metros por detrás hacemos un sobre esfuerzo para alcanzar al grupo.

Llegamos a Pagasarri reagrupados, aquí en teoría debería de estar Ángel, que ha madrugado para ver este primer paso. No se porque me da que le ha pillado el toro, le llamo y confirmo que no nos va a ver pasar. Aun con unos muy buenos tiempos de paso, el ritmo es llevadero, las pulsaciones me confirman que voy bien y la motivación de ir con los primeros es inédita.

Ahora nos enfilamos hacia el Ganeko, una panorámica preciosa con un sol radiante y viento frío hace que la marcha sea más llevadera. En el llano y cuesta abajo no se marcan diferencias pero cuando pica para arriba Pedro impone su autoridad.

Poco a poco voy comiendo y bebiendo como tenía programado, que si barritas, que si plátano, que si un poquito de agua o un poquito de isostar... ahora toca un gel, redios que malo esta esto, buff !!! tendrá muchas vitaminas, carbohidratos, proteínas... pero esta malísimo.

El grupeto se estira aunque nos volvemos a reagrupar por culpa del marcaje. Pedro se para, las marcas están cambiadas, el camino se acaba, la incertidumbre es latente, no nos lo podemos creer, no sabemos por donde ir. Al final, entre el GPS y las indicaciones de un sexto corredor que conoce la zona, después de un buen tramo a la aventura recuperamos el camino hasta el km 30 donde se encuentra el siguiente avituallamiento. El grupo se ha ampliado, ya somos 7 u 8 corredores los que nos hemos juntado.

Con un gran cabreo interior por el marcaje, llegamos al avituallamiento. Antes de nada hay que aclarar que el mal marcaje del recorrido es motivado a algún H.P. que ha quitado y cambiado las marcas.

Una vez en el avituallamiento, cojo un plátano y cuando voy a por agua, veo un único barril de cerveza con agua y un grifo. La cola era como la de la carnicería un sábado a la mañana, madre mía, mi cabreo aumenta y como un crio, frunzo el ceño y digo "que le den por el culo" y me marcho del avituallamiento para arriba.

En teoría aquí iban a a estar Eneritz y Maribel pero parece que los tiempos de paso son más rápidos de lo esperado y les pillo aparcando.

Una vez salgo del avituallamiento, me doy cuenta que todavia nadie ha salido y voy primero sin querer. Con los ánimos de fondo que Igor de euskaltrail.com tiro para arriba tranquilo a sabiendas que en unos metros otra vez nos juntaremos, miro para atrás y así es, a pocos metros le veo a Imanol, Alvaro, Pedro... hay que tomárselo con tranquilidad que nos enfrentamos a la primera pared importante de la carrera, 700 m de desnivel para subir a Galarraga.

Si hasta ahora las sensaciones han sido buenas, he ido cómodo y no he tenido problemas para mantener el ritmo de cabeza. Tras 3 horas y media de carrera, no puedo decir lo mismo, el estomago se me ha cerrado con el ultimo gel, aparte de malo que estaba me ha dejado una sensación nada agradable que me ha cerrado el estomago. Tengo que comer pero no me apetece nada, menos aun dulce.

Según vamos subiendo me coge Pedro, le intento seguir, madre mía vaya ritmo, va como un obus, le sigo el ritmo, no le aguanto le dejo marchar. Tengo que comer pero las sensaciones estomacales no son buenas, no me apetece. La pendiente es dura, miro para atrás y hay viene Imanol y Alvaro, intento seguirles el ritmo durante unos metros pero otra vez me pasa lo mismo, no puedo, le quito importancia e intento marcar mi ritmo pero la "maquina" no va.

La cabeza empieza a pensar lo peor, soy consciente que tengo que comer pero no puedo, debo pero no puedo, el calor aprieta y la pendiente más.

Me están alcanzando corredores que no había visto en toda la carrera, ya veo la cima o por lo menos intuyo que estará allí

Hago cima, me han adelantado mas corredores, iré 6 o 7, me encuentro con Javi Laburu y Jon Lozano, corredores del equipo que han venido a animarnos. Creo que mi cara lo dice todo y mis palabras no dejan lugar a dudas. 

Mas adelante me encuentro con José Vicente Benito, los ánimos de estos no solucionan el problema. Ya estamos en Galarraga y Ángel, tras no podernos vernos en Pagasarri, ha subido a este km 34 aproximadamente, "no voy bien, no puedo comer" le digo.

Tiro para abajo con esperanzas de recuperar lo perdido pero si para arriba no tenia fuerzas, para abajo con el impacto en el suelo las molestias estomacales se agudizan, no puedo apretar.

En este momento empiezo a pesar lo peor, si ni subo ni bajo y la comida no me entra, que cojones hago aquí.

En el descenso me alcanza Igon Mancisidor, hablamos unos metros e intento ir con el unos metros, el va bien, ha bajado el ritmo descolgándose del grupo de cabeza pero va cómodo. Yo también me he descolgado del grupo de cabeza pero las piernas no van, el estomago tampoco y lo peor, la cabeza esta en negativo.

Cuelgo unos vídeos en facebook, le informo a Eneritz de la situaciones y del posible abandono en el 45, avituallamiento en el que me iban a esperar.

Continuo bajando hacia el 45 y lejos de mejorar, las sensaciones empeoran, tengo calambres en las piernas, ya no se si es algo sicológico o que. 

A escasos, 200 m del avituallamiento recibo una llamada, es Iker Oleaga comercial de North Face, La Sportiva y Tuga entre otros (por cierto nuestro nuevo equipaje del equipo es de esta ultima marca y vamos, totalmente recomendable). "Txapel, no te retires, que le tienes que dar la vuelta a esto, lo que te ha pasado es intolerancia a la glucosa. Vete al avituallamiento, come pasta, tomaté lo con tranquilidad, come un bocadillo, lo que te apetezca, estate con los tuyo, tomaté una cerveza si hace falta, pero dale la vuelta a esto, que en el Montblanc vas a tener más de un problemas de estos y los tienes que superar".

Madre mía, lo que puede cambiar la cabeza de una persona por unas simples palabras. En esos mismos momentos, mientras hablaba con Iker, Eneritz se acercaba a mi y me animaba para ocompañarme corriendo hasta el avituallamiento.

"Que tal?" me dice. "Te vas a retirar?", lo que hace unos 300 m era más que seguro ahora no lo es tanto, le comento la llamada de Iker y me lo pienso mientras como junto a Eneritz y Maribel en el avituallamiento.

 Mi injesta de alimentos no es escasa: dos sandwich, cacahuetes, pasta... vamos parecía que había esta en huelga de hambre.

Después de un buen rato de reflexión, decido continuar la carrera, eso si, con otra mentalidad, ya no miro el puesto, ni el tiempo, simplemente quiero acabarla, hacer un entreno largo.

Con los ánimos de la gente del avituallamiento que ha presenciado mi cambio de opinion, continuo la carrera. A pocos metros sabía que estaba mi hermano, mi ama y los geme. Les saludo, hablamos un poco y para adelante.

Lo que me queda por delante más o menos me lo conozco. Por eso me lo tomo con tranquilidad, es la subida a Eretza unos 4 km con 850 m desnivel positivo, brutal.

Con otra mentalidad avanzo por el duro ascenso al Eretza, pero volvemos a lo mismo, tengo que meter algo al estomago y no tengo más que esos malditos geles y barritas energeticas. Las sensaciones vuelven y me mentalizo a subir hasta Eretza y bajar otra vez al 45. La pendiente se las trae, esto es durisimo.

Constantemente me están adelantando corredores, les intento seguir su ritmo pero no puedo, esto constata que hoy no es mi día, las piernas no van, me adelantan muchos, pero cuando digo muchos, son muchos.

Algunos conocidos y otros por conocer, hoy es un día en el que me sorprendo por la cantidad de gente que lee mi blog, así que desde aquí un saludo a tod@s los que me animasteis, no solo a que siga corriendo sino a que siga con el blog, eskerrik asko !!!

A pocos metros de llegar al cortafuegos de Eretza, se pone a granizar, uuuuhhhh!!!! excusa perfecta, media vuelta y para el avituallamiento. Llamada a la hinchada informando de mis intenciones mientras ellos están de poteo por Sodupe (y luego dicen que es duro ser seguidor).

Mientras voy bajando me encuentro con Javi Zorrilla que no hace más que repetir "esto no merece la pena, no merece la pena", también se retira y bajamos juntos.

Después de 60 km toca analizar la carrera en frío, pueden ser muchas las causas por las que me he tenido que retirar y de todos estos errores tengo que aprender:

- A diferencia de otras carreras en las que me daba respeto adelantar a determinados corredores por su CV, en esta, creo que no me hubiese venido mal o que no hubiese perdido nada por no ir en cabeza de carrera, una ultra es muy larga y lo que pierdes al principio lo recuperas al final con creces. Quizás yo este un peldaño mas abajo que esta gente.

- La alimentación variada y de lo que me apetece es elemental. Alternar dulce y salado y meter algo más que geles y barritas, alimentos solidos. Eso si, los geles esos malditos, ni probar.

- La semana anterior fue una semana mala, la tensión, nervios y mal sueño ha podido afectar, de hecho no son pocos los que me decían que tenía mala cara, ojeras...

Ni se os pase por la cabeza pensar que estoy bajo de moral, sino todo lo contrario, de todo esto se aprende mucho y hay que tomarlo como eso, como me dijo Javi Dominguez "una retirada a tiempo posibilita una nueva batalla" y esa batalla tiene nombre y fecha: Zegama, dia 20 de mayo a las 9 de la mañana.

Como en el anuncio de Bat Basque Team, en mi cabeza solo hay un numero, bueno tres, 4:45, 4:45, 4:45...

Eskerrik asko a tod@s por lo animos !!!

4 comentarios:

@Frogpeacemaker dijo...

Abandonar cuando puntualmente no se puede pero teniendo clara la idea de volver a la carga con ánimos redoblados... ésa es la actitud, qué duda cabe. Sabiduría en estado puro. Aplauso-aplauso muy especial en esta ocasión, Txapel. Lo que no te mata te hace más fuerte. Y seguro que la próxima te quedas a gusto con el palizón y con la actuación. A por ello.

mugan86 dijo...

No pasa nada Gaizka, un día flojo lo tiene hasta los máquinas como tu! Está es el día de mala suerte pero para Zegama y la HH andarás a tope! A ver si hablamos el 2 en Gopegi. No se si te habrás fijado, pero lo de la Donosti-Hondarribi "nos" quitaron de la clasificación jejeje, menudo pollo me montaron...ya te contaré.

Ondo segi eta zaindu!

Anartz Mugika.

alvaro dijo...

Aupa Gaizka, soy Álvaro Rodríguez, lo primero mucho ánimo, un día malo lo podemos tener cualquiera, quien no se ha retirado de una carrera????
Respecto a la comida en carrera yo te diré que tiro muuuucho de geles y barritas y a la mitad de carrera me meto algo de salado. El tema de los geles yo uso los de Keep Going y me van fenomenal, son muy líquidos y se toman de maravilla, si no los has probado te los aconsejo.
Lo de los ritmos en las ultras es relativo, mira Igon fue de menos a más y le fue fenomenal, yo en la primera parte "intento" tomármelo con más tranquilidad, controlando mucho en las bajadas que como las hagas a tope luego pasan factura y en las subidas guardando un poco. En la segunda parte ya hago lo que puedo, pero siempre dejando un poco en la reserva para en los últimos kilómetros intentar llegar con lago de fuerzas.
Un abrazo y creo que nos veremos si no es antes en el Aneto.
Suerte en Zegama.

Anónimo dijo...

Frogpeacemaker, me ha gustado lo de "lo que no mata, te hace mas fuerte"

Mugan, ya me jode que tuvieras problemas.
Comprenderia que te dijeran algo con respecto a la liguilla que han montado pero por lo demas creo que no hicimos mal a nadie. Nos vemos en HH.

Alvaro, tomo nota de tus consejos y encantado de volver a vernos en Aneto y a ver si te puedo seguir un poco mas ;-)

Txapel